Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 12-11-2012 archivado en Filias

 
 
Dorafilia

 


La Dorafilia es la atracción a pieles animales, sintéticas o de cualquier otro tipo.

Las pieles son una materia de fetiche y, se cree que puede provenir de sensaciones de la infancia, de las caricias dadas a la mascota de la casa o el contacto con un osito de peluche, es un fetichismo táctil.

Las pieles se transformaron en parte del aparato de la puesta en escena eróticas con perfil sadomasoquista. El cuero también se emplea en fantasias sadomasoquístas y, junto con el caucho y el látex, es un material imprescindible en las escenas de dominación.

El cuero es un fetichismo que se acerca a la dorafilia que consiste en la excitación sexual proveniente del tocar el pelo, la piel, el cuero y las pieles.

El cuero y las pieles han servido como vestimenta desde los tiempos más remotos de la humanidad y su aspecto, su olor, el provenir de determinados animales, lo transforman en objeto fetiche, en alimento para nuestros fantasmas y fantasías. No solamente nos imbuimos de la fuerza y las características del animal cuya piel usamos, sino que en su calor y su textura reencontramos la protección maternal.

El color negro es el que mas asociamos a los juegos eróticos y se revela como un fuerte excitante.

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none