Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 09-04-2013 archivado en Definiciones y Conceptos

 
 
¿Cómo superar las crisis de pareja?

 


Toda relación humana, tanto de pareja, familiar, laboral, e incluso, amistosa, conlleva momentos críticos, por ello, las crisis en una relación de parejas deberían ser entendidas como una oportunidad para que la pareja avance, aprenda de ella o que cada uno de sus miembros, busque la mejor solución para su salud mental.

Para que se pueda mejorar la situación crítica y poder poner en marcha estrategias, es importante saber cuál o cuáles son los motivos y cómo se llega a una crisis de pareja.

Lo principal es que los dos miembros de la pareja estén de acuerdo en buscar soluciones y que existe amor en la pareja y motivación para el cambio.

En base a este acuerdo se pueden buscar varias formas de superar la crisis en la relación de parejas:

- Lo principal en toda relación es la comunicación. Si hace mucho tiempo que tu pareja está en crisis y ésta no se resuelve, preguntate qué pasa. Intentar comunicarse uno con el otro y buscar puntos de acuerdo para comenzar a superar la crisis y los conflictos.

- Retomar las actividades que antes causaban placer o satisfacciones a la pareja.

- Reconocer los verdaderos deseos es mucho más difícil de lo que parece a simple vista. Si anuncias, continuamente, que quieres separarte, pero no concretas, pregúntate si es tu verdadero deseo y no pares hasta descubrir la verdad. Ser sinceros con nosotros mismos se reflejará en nuestra relación con los demás.

- Atención con los mensajes frenadores: el estado de separación perpetua puede ser una forma de eludir el compromiso de estar juntos o el compromiso de separarse. Analiza a fondo lo que realmente deseas.

- Tomar una decisión exige plantearse un objetivo y fijar la forma y el momento en que ese objetivo se hará realidad. Si anuncias la separación, pero no fijas fecha, posiblemente te suceda como a las parejas que nunca fijan fecha para convivir o casarse: le temés al compromiso, al cambio o te has acostumbrado a tu vida actual.

- Las crisis son para ser superadas, no para acomodarse a ellas sin buscar ninguna solución. Si se descubre que el estado de crisis comienza a resultarte natural, desconfía. La naturalización de las crisis es un signo de alarma.

- No hay por qué resignarse a vivir en crisis. Todos los vínculos pueden modificarse de manera positiva o pueden cerrarse también, positivamente, para dar lugar a experiencias nuevas y enriquecedoras.

- Si la situación de pareja no mejora y no se encuentra un entendimiento, es recomendable buscar ayuda profesional con un especialista en relaciones de pareja (terapeuta, psicólogo de parejas).

Es decir, en primer lugar: tratar de comunicarse, buscar acercamientos, ceder la palabra al otro, escucharse, dejar el orgullo de lado y buscar el amor y el sentimiento de significación por el otro, que en teoría tendría que existir.

Tratar de resolver los problemas desde sus causas y desde el amor existente y cuando no se logra la comunicación o el amor, como último recurso recurrir a un terapeuta de parejas. Aunque también, se puede tomar como primer recurso, como parte de los intentos de superación de la crisis o como forma de prevenir y tener un espacio, para pensarse y avanzar como pareja y como personas.

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none