Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 18-11-2013 archivado en Definiciones y Conceptos

 
 
Autismo

 


El autismo es un espectro de trastornos caracterizados por graves déficits del desarrollo, permanente y profundo.

Afecta a la socialización, la comunicación, imaginación, planificación, reciprocidad emocional y conductas repetitivas o inusuales.

Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las estereotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos).
Con el tiempo, la frecuencia de estos trastornos aumenta (las actuales tasas de incidencia son de alrededor de 60 casos por cada 10.000 niños).

Los primeros síntomas suelen ser: el niño pierde el habla, no mira a los ojos, parece que fuese sordo, tiene obsesión por los objetos o muestra desinterés en las relaciones sociales. Puede llegar a confundirse con esquizofrenia infantil.

La vigilancia y evaluación de estrategias para la identificación temprana, podría permitir un tratamiento precoz y mejorar los resultados.

Salvo raras excepciones, el autismo es congénito y se manifiesta en los niños regularmente entre los 18 meses y 3 años de edad; es decir, su origen obedece a una anomalía en las conexiones neuronales que es atribuible, con frecuencia, a mutaciones genéticas. Sin embargo, este componente genético no siempre está presente, ya que se ha observado que los trastornos que sufre una persona autista pueden tener un componente multifactorial; dado que se ha descrito la implicación de varios factores de riesgo que actúan juntos y pueden aumentar la pobabilidad de desarrollar autismo.
Dichos factores pueden ser:

- Sexo: masculino (los niños son cuatro veces más propensos a tener autismo que las niñas).

- Antecedentes familiares: los hermanos de un niño con autismo tienen de 3 a 7% veces más de probabilidades de padecer la enfermedad.

Un número de diferentes padecimientos están asociados con el autismo, aún cuando la relación entre ellos no es clara:
Neurofibromatosis
Esclerosis tuberosa
Síndrome del cromosoma X frágil
Fenilcetonuria (PKU)
Síndrome de Moebius
Epilepsia
Encefalitis por herpes
Cytomegalovirus
Problemas durante el embarazo o parto
Tener rubéola durante el embarazo (un riesgo para el bebé).

Los genes que afectan a la maduración sináptica están implicados en el desarrollo de estos trastornos, dando lugar a teorías neurobiológicas que determinan que el origen del autismo se centra en la conectividad y en los efectos neuronales fruto de la expresión génica.

Hay varios tratamientos, pero no todos ellos se han estudiado adecuadamente. Las mejoras en las estrategias para la identificación temprana de la enfermedad utilizando, tanto las características fenotípicas, como los marcadores biológicos (por ejemplo, cambios, electrofisiológicas) podrán mejorar la efectividad de los tratamientos actuales.

El bebé autista puede pasar desapercibido hasta el cuarto mes de vida; a partir de ahí, la evolución lingüística queda estancada, no hay reciprocidad con el interlocutor, no aparecen las primeras conductas de comunicación intencionadas (miradas, echar los brazos, señalar...).

La Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 2 de Abril Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none